relacionespublicas@glaucomacolombia.org

Glaucoma de Ángulo Cerrado

Hay una tendencia de que esta enfermedad que se hereda, y con frecuencia varios miembros de una familia se ven afectados. Es más común en personas de ascendencia asiática y las personas con ojos pequeños o que sufren de miopía.

Que sucede en el ojo

En las personas con tendencia al glaucoma de ángulo cerrado, la cámara anterior es menor que el promedio. Como se mencionó anteriormente, la malla trabecular está situada en el ángulo formado donde se encuentran la córnea y el iris. Cuanto más estrecho sea el ángulo, más cerca del iris esta la malla trabecular. A medida que envejecemos, el cristalino se hace más grande y la capacidad de que el humor acuoso pase entre el iris y el cristalino en su camino hacia la cámara anterior, lo que hace que se acumule líquido por detrás del iris, reduciendo aún más el ángulo. Si la presión se vuelve lo suficientemente alta, el iris se ve obligado a presionar la malla trabecular, bloqueando el drenaje, similar a poner un tapón en el desagüe de un lavado. Cuando este espacio se bloquea totalmente, trae como resultado un ataque de cierre de ángulo de glaucoma (glaucoma agudo).

Síntomas del Glaucoma de Ángulo Cerrado

El Glaucoma de ángulo cerrado es causado por el bloqueo de los canales de drenaje en el ojo, resultando en un aumento repentino de la presión intraocular.  Esta es una forma mucho más rara de glaucoma, que se desarrolla muy rápidamente y exige atención médica inmediata.

Los síntomas de Glaucoma de ángulo cerrado pueden incluir:

  • Visión nublada o borrosa
  • La aparición de círculos de colores del arco iris alrededor de luces brillantes
  • Dolor Severo en los ojos y la cabeza
  • Náuseas o vómitos (acompañado de dolor severo en los ojos)
  • Pérdida de visión repentina

En contraste con el glaucoma de ángulo abierto, los síntomas agudos del glaucoma de ángulo cerrado son muy notables y el daño se produce rápidamente.  Si usted experimenta cualquiera de estos síntomas, busque atención médica inmediata de un oftalmólogo.

Si usted es diagnosticado con glaucoma, es importante establecer un programa regular de exámenes con su oftalmólogo para controlar su estado y asegurarse de que el tratamiento prescrito es eficaz para mantener una presión ocular segura.

Artículos relacionados